jueves, 20 de agosto de 2009

Cuantos orígenes…Lo pasible de lo que se deja.

Dejas todo atrás; pudiendo respirar. Siendo yo mismo el que se encuentra en las etapas, puedo sentir los movimientos; puedo sentir lo que se deja y no te ofrece mas.

Cada cual con lo de cada quien…Como el mito que se extiende, como una nube que se mueve. Y todo lo demás se queda atrás. No convencional y dentro de lo usual, te dejo y te vas; sigues respirando y no me importa mas. Todo lo demás, resta.

Quien queda es otro punto, otra historia; otro mito…Y aparecen los orígenes, del porque y desde quien. Reacciones variantes que no me dicen nada, comportamientos sutiles que me cuentan todo; y aprendo.

Sin daño alguno.

No hay comentarios.: