sábado, 13 de febrero de 2010

El amor es importante. El amor eres tu.

El amor es importante. El amor eres tu, para mi.

Tu. Dos letras que se unen para decirme algo importante, dentro de alguien; dentro de ti.

AMOR. Cuatro letras que describen algo importante, que proviene de alguien; que me acercan a ti.

TU AMOR. Una frase que solo me hace recordar, me hace sentir; me hace vibrar, me hace pensar que tan importante eres para mi.

Entre los pensamientos entonces llegas y me haces feliz. Felicidad importante que me pone loquito, me emociona y a la vez me hace recapacitar. Que importante eres para mi. 

sábado, 6 de febrero de 2010

Pasos pasados, Presentes latentes. Instintos y letras dentro del umbral.

Pasos pasados, con sus huellas que marcaron un destino, un origen y un camino transcurrido. Donde cada paso que di, me acerco menos y me alejo un poco más. No recuerdo el primero.

Presentes latentes como una hoja verde queriendo respirar. Y estoy vivo, y me haces vivir, desear y sentir. Teniendo vida propia y existencia dentro de mi ser, se acomodan y se dejan observar.

Pasados latentes que redundan y a la vez se transforman en los pasos presentes que he de dar. Que regresan del pasado y vienen con aires de novedad, ricos en los encuentros detrás de cada umbral.

Umbral lleno de letras que abren los instintos, que se complace con un paso, o dos. Estas y no te veo, te veo y ahí vuelves a estar. Diferente pero única, renovada pero alejada. Con huellas de pasos borradas por el tiempo, con tu presente único y que te hace pensar, hablar o no.

Y ahora esperamos. Y ahora decidimos. La mejor opción a la cercanía es la paciencia. Y los pasos alcanzaran el presente, y el pasado quedara atrás, y el futuro se volverá latente.

Pasos pasados, presentes latentes. Instintos y letras dentro del umbral.