sábado, 6 de febrero de 2010

Pasos pasados, Presentes latentes. Instintos y letras dentro del umbral.

Pasos pasados, con sus huellas que marcaron un destino, un origen y un camino transcurrido. Donde cada paso que di, me acerco menos y me alejo un poco más. No recuerdo el primero.

Presentes latentes como una hoja verde queriendo respirar. Y estoy vivo, y me haces vivir, desear y sentir. Teniendo vida propia y existencia dentro de mi ser, se acomodan y se dejan observar.

Pasados latentes que redundan y a la vez se transforman en los pasos presentes que he de dar. Que regresan del pasado y vienen con aires de novedad, ricos en los encuentros detrás de cada umbral.

Umbral lleno de letras que abren los instintos, que se complace con un paso, o dos. Estas y no te veo, te veo y ahí vuelves a estar. Diferente pero única, renovada pero alejada. Con huellas de pasos borradas por el tiempo, con tu presente único y que te hace pensar, hablar o no.

Y ahora esperamos. Y ahora decidimos. La mejor opción a la cercanía es la paciencia. Y los pasos alcanzaran el presente, y el pasado quedara atrás, y el futuro se volverá latente.

Pasos pasados, presentes latentes. Instintos y letras dentro del umbral.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La verdad estoy mas que sorprendida con cada texto!, eres increible Joel, y ahora entiendo lo de ser DIFERENTE ante los demas, te deseo lo mejor de lo mejor.
Tu Blog esta Super chulo!