domingo, 11 de abril de 2010

Atmosferas esporádicas. Estelas que se consumen.

Atmósferas esporádicas, radicadas en el tiempo que suele llegar. Pasando por caprichos que no llenan el espacio. En origen y venganza, suelen salir las palabras que dejan la paz y no atormentan.

Que se consume una estela y que no deja huella ni un final. Una mirada que observa rápidas señales y de donde concentrar su esencia y su intriga; dentro de su paz.

Atmósferas que recogen la analogía de lo divino, que sin pensar lo pensado se estremecen y se alivianan. Dentro de lo que no se prohíbe con un sonido y una voz; el pensamiento viaja, y crece un poco mas.

Atmósferas esporádicas, dentro de un mundo personal y común a los demás. Estelas que se consumen y dejan de brillar; opacando cada gota de sudor que muestra su bienestar.

Consumo una atmosfera, y la estela se hace esporádica.

miércoles, 7 de abril de 2010

Silencios, Gritos y ansiedades de mas. Callado quedare.

Callado me quedo, para mi. Puedo?. Y lo intento de nuevo arrastrando conmigo el mismo resultado. Pensamientos herméticos, fallidos intentos. La necesidad vuelve, la ansiedad me comprime; los pensamientos revolotean y vuelven al campo minado del mundo cruel. Donde no los comprenden.

Se completan y se asemejan a un secreto personal, vuelven atrás. Entonces  se comparten, y lo resiento; ataca el mundo cruel otra vez.

Privando las líneas de lo que no debo, soltando los párrafos que no quiero; callado no estoy dentro de mi, dando a gritos la incesante parodia de una respiración de 100 años.

Reservar dentro del extraño mundo personal. Despidiendo al habito, reencontrándome con uno anterior. No es tarde para volver a aprender.

Aprendo y callado quedare.