viernes, 24 de diciembre de 2010

Presencias marcadas. Circulo de regresos e interrupciones de deseos inciertos.

Presencias marcadas dentro de mis quince en tus trece. Uno, dos, y más números que no surgen al azar, simplemente aparecen y se desvanecen. Ahí todo empezó, pero nunca más continuo pero tampoco tuvo su final.

Que pasaría en un pasar, de ideas y sentimientos que viajan mientras tus veinte y tantos siguen sin parar. Llegaras a tus arrugas sin saber más?

Círculos de regresos que retornan y se tornan más difíciles de explicar. Con tu silencio y mi curiosidad se transforman en interrupciones de deseos que no se saben cuando llegaran. Deseos inciertos dentro de una burbuja de conexión cercana y atracción lejana.

Y fluyen las letras, letras que contienen una respuesta pasada a algo que ya sabias y estaba escrito mucho antes detrás. Sin arrepentimientos y con resentimientos te quedarías. Solo hay que dejarse llevar. Solo debes de observar.

Presencias marcadas por un circulo que no para de girar. Te veo y te escucho, y vuelves a desear, esas palabras que están demás. Si hay un deseo la marca queda; si existe un vínculo solamente descúbrelo.
Permisiones de una mente errante.

Estas presente en una ausencia que resplandece por un sentimiento oculto que no dejas respirar. Te ahogas y respiras, déjalo salir. Déjalo explorar.

Marcas de los círculos que viajan en la línea de los pensamientos de la mente errante.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Preguntas sin respuestas, que con el paso del tiempo se vuelven mas intrigantes, deseos y sentimientos que no sabes si ya seguiran contigo pero que en el momento aparecen. La mente es un archivo de metal, donde acumulas informacion a lo largo de tu vida, piensas que olvidaste, pero un dia.. una cancion, una carta, una palabra, un aroma o solo la imagen de algo, saca ese file de cuando los 13 y los 15 hacian presencia en tu vida.... y ahí se generan 1 y un millon mas de preguntas sin respuestas.....