lunes, 14 de octubre de 2013

Respiros perseguidos. Entre cajas de sorpresas y ocasiones de delirio.

Respiros perseguidos; unas veces inciertos, otras veces requeridos. Desperdiciando aires y suspiros, calmas y caminos. Entre los que a veces esperamos y otras veces llegan desde un olvido, una caricia o un desliz de ideas. Irónico lo que comentas.

Ocasiones de delirio...Instruyendo y argumentando entre racionalidad y gustos; ubicaciones y etiquetas. Todas dentro de lo mismo, lo singular y al final empujamos la dualidad entre todos los núcleos de almas. Cuantas sorpresas se pueden encontrar.

Y entre cajas y cartón; la sorpresa siempre se da, unas veces esperadas otras veces concurridas. Debatiendo entre argumentos que no dejas de apoyar. Con malabares de palabras que al final cuentan, para ti, para mi, o para nadie en especial.

Respiros perseguidos, esperando sorpresas entre ocasiones, donde se suman los deseos de una noche o dos. Y mientras se respira sigo mi rumbo, sigo mi camino.

Una sorpresa mas, espero no delirar.