sábado, 6 de diciembre de 2014

La sonrisa que se asoma. Los momentos que te dictan, felicidad.

La sonrisa que se asoma, entre copas o tu boca, como una brisa tierna; del cualquier mes feliz. 

Los momentos que te dictan, que te marcan y te desbordan; una felicidad ganada, refugiada en un latir. 

La sonrisa que te dicta, un camino que ya deseas recorrer, converger y no mirar atrás. Transmitiendo esa sensación que solo la conoce el corazón, un abrazo y el amor. 

Los momentos que se asoman, sin esperarlos y dentro de sus propios caminos; con ventajas favorables a sus cometidos errantes enlazados en sus sentidos de normalidad.

Y es que cuando la felicidad te dicta una sonrisa, se te asoma un momento y solo te queda, dejarlo traspasar. 

Solo te cuento el momento. Felicidad.


sábado, 29 de noviembre de 2014

Transcendencia. Tu luna, mis misterios y un sofá

Un movimiento que lo dice todo; en medio de las sombras y un sofá.
La cara marcada de quien entre lineas te sospecha y te recuerda una luna, sus misterios y un sofá.
Una espera que coincide con todo y algo mas. Ese algo trascendente hacia las lineas; de tu cuerpo y un sofá.

Un misterio que marca el sentir de tu deseo en mi respirar y entre lineas la luna se vuelve a asomar. Que deseos entre un misterio, una luna y y hasta el sol que nos visita en tu sofá.

Transcendencia que va de la mano de los misterios, y no comprendemos que de bajarte la luna me he vuelto un maestro; hasta que vuelvas a incitar, otra lección mas.

En una caja de sorpresas, un ventanal sin tristezas, tu mirada, el deseo y el recuerdo de un sofá.

Trascendencia es lo que nos queda a los demás.

lunes, 19 de mayo de 2014

La melancolía de las melodías... Entre lo mundano y lo que respiras

La melancolía de las melodías, entre lo mundano y lo que respiras. Transpirando y escuchando, un circuito de emociones; un mundo de emociones. Esa melodía, cerca de lo que conocemos y suponemos; todos lo ven, pocos lo perciben...Tontos e ilusos dentro de su propia ilusión.

Entre lo mundano, de una imagen, un pensamiento, una historia y tu. Respirando como cada cual, exhalando toda tu historia y tu deseo de continuar. Que tentadora sensación. 

Melodías pasadas, retornando en mis oídos como notas pasadas dentro de lo cotidiano, dentro de lo que nos agrada, fuera de lo que nos imaginamos. Siguen sonando, nadie las escucha.

La melancolía de las melodías, un espacio que toca mi moral y mis sensaciones dentro de mi núcleo de almas, complacidas y retorcidas. Queriendo otro momento mas, otro espacio mas, otro respiro mas. 

Disfruta tu ultimo aliento, no lograras entender.

Melancolía entre lo mundano, respirando melodías que no logras captar. Esfuérzate un poco mas.



domingo, 11 de mayo de 2014

Las paginas que dejas, las lineas que cruzan. Cada letra en su lugar.

Las paginas que dejas, con sonidos y notas; con aromas y memorias. Tambaleantes entre sus dichos y ocasiones; entrelazadas entre las que se quedan y se van. 

Las lineas que se cruzan, con corazones rotos y revividos. Vidas y confianzas que se toman a la ligera dentro de nuestra ligera melancolía. Y mientras tanto, nos movemos, respiramos y las paginas vuelven a pasar.

Cada letra en su lugar nos marca una era y un final. Ese afán que nos afana cada día y nos conlleva a realizar; esas ideas realizadas.

Procurar dejar las paginas, nuevas lineas siempre llegaran; con cada letra en su lugar.

Y mientras lo piensas, otra pagina en blanco... Tiempo de escribir.